spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Últimas publicaciones
Carteles de amor PDF Imprimir E-mail
San Valentin
Escrito por Pilar Baselga, José Ramón Olalla   
Viernes, 23 de Abril de 2010 11:27
Pero qué le vamos a hacer, si no puedes vencerlos, únete a ellos, decía alguien y eso es lo que ha pensado Pilar Baselga en cuyo colegio bilingüe se celebra el st valentines day (como si no tuviéramos bastante con la invasión anglosajona por todos los medios). Pilar ha preparado unos carteles con poemas de amor en castellano y en inglés para decorar su centro con motivo del amor y me los manda para que los compartamos. 




 
Última actualización el Viernes, 23 de Abril de 2010 11:36
 
Ética periodística PDF Imprimir E-mail
Prensa
Escrito por José R. Olalla   
Viernes, 23 de Abril de 2010 09:21

Darfur, sur de Sudán. Marzo de 1993. El fotógrafo sudafricano Kevin Carter visita la región para hacer un reportaje sobre el movimiento rebelde en la región. Sin embargo, al llegar y encontrarse con los horrores del Hambre, comienza a retratar a sus víctimas. En la aldea de Ayod se encuentra con una niña de unos 4 o 5 años, que va de camino a un centro de refugiados. Carter toma varias fotos, y al retirarse, observa como la niña se para a descansar, y un buitre se para a su lado. Esperando. Según cuenta el propio Carter, después de tomar varias fotos y esperar durante veinte minutos (por si el buitre desplegaba sus alas, aumentando así el dramatismo de la imagen), ahuyentó al buitre y cuando la niña siguió su caminio se alejó del lugar, se sentó debajo de un árbol y se echó a llorar.

 

El 23 de marzo la foto apareció publicada en el New York Times, levantando una oleada de preocupación por la suerte de la niña. Tan sólo se sabe, según publicó el NYT, que la niña siguió caminando tras alejarse el buitre. No se sabe si llegó al centro de distribución de alimentos, a apenas cien metros. A los periodistas se les dijo expresamente que evitaran todo contacto con los refugiados, por el riesgo de enfermedad.

Esta es una de las fotos más brutales que jamás se ha publicado, y levanta emociones aún mucho más intensas que la de la famosa niña quemada en Vietnam, o las imágenes de cadáveres de niños tras los bombardeos que la mayoría de medios se niega a publicar. La sensación de desesperanza y de impotencia es tan inmensa que no deja indiferente a nadie, aún cuando a estas alturas ya estamos más que vacunados contra imágenes impactantes.

Es, también, una de las fotos más polémicas, y sobre la que más se ha hablado. En cualquier debate sobre la ética o la implicación del fotoperiodista en las acciones que cubre, sale como ejemplo. Cientos de artículos se han escrito sobre la misma.

La biografía del autor, Kevin Carter, es un elemento importante a tener en cuenta: nacido en Sudáfrica en 1960, a los 23 años empezó a trabajar como fotógrafo deportivo en periódico local (antes, durante su adolescencia, ya había recibido alguna paliza por ser un blanco que se oponía al apartheid). Un año después, cuando estallaron las revueltas raciales de 1984, cambió de periódico y empezó a documentar las brutalidades del apartheid. Pronto, el y sus colegas del Bang Bang Club (Ken Oosterbroek, Greg Marinovich y Joao Silva, todos ellos blancos) se hicieron un hueco en la historia del fotoperiodismo por su cobertura, con gran riesgo de sus vidas, de la violencia de los disturbios urbanos en el país, algo que hasta ese momento tan sólo algunos fotógrafos negros habían osado reflejar. La brutalidad de las imágenes de pesadilla que vivieron y de las revueltas es difícil de describir, y sus fotografías fueron más difundidas en el extranjero que en la propia Sudáfrica, donde eran objeto de censura y en varias ocasiones fueron detenidos.

Fue acompañado de Joao Silva como Carter llegó a Sudán. Según Silva, después de tomar la imagen, Carter cayó en una depresión y repetía que quería abrazar a su hija, de corta edad por aquel entonces. Durante los meses siguiente comentó en varias ocasiones a sus allegados que se arrepentía profundamente de no haber hecho nada por la niña.

En mayo de 1994, catorce meses después de realizar la foto, Kevin Carter recogía en Nueva York el Pulitzer de fotografía de ese año, y llegaba a un acuerdo con Sygma, una de las agencias de fotografía más importantes del mundo. Dos meses después, aparcaba su furgoneta cerca del río donde jugaba de niño, enchufaba una manguera al tubo de escape y se suicidaba a los 33 años. Una década de contemplar la brutalidad a la que puede llegar el hombre, varios trabajos fallidos y sobre todo,
la muerte en abril de Oosterbroek, su mejor amigo, durante unos disturbios que él mismo había fotografiado poco antes (y en los que también fue herido Marinovich), acabaron por pasarle factura.

Una nota semioptimista: según cifras de la ONU sobre Darfur, actualmente la desnutrición en niños menores de cinco años es de un 13,9%, frente al 21,8% de 2004. Y el 72% de la población tiene acceso al agua potable, mientras que el año pasado tan sólo el 63% disponía de ese "lujo". Es un dato esperanzador, sobre todo teniendo en cuenta que a pesar de un frágil alto el fuego, la región ha sufrido un genocidio (ignorado, cuando no promovido, por el propio gobierno sudanés), que ha provocado más de 300.000 muertes y un millón y medio de desplazados desde 2003.

NOTA: La luna ocultaba definitivamente su rostro a una humanidad indigna. Un trueno de dolor resonó en el cielo que comenzó a sollozar con profusión. Los árboles se agitaban como queriendo huir de la impiedad. Y en una pantalla de televisión permanecía la fotografía de una niña y un buitre y una voz de un hombre que surgía de interior del televisor y un lamento que permanecía en el exterior. Los dos vieron lo mismo. El primero vio la imagen perfecta para un premio pulitzer a la mejor fotografía, el segundo, una niña, hambrienta, cansada, indefensa que caía exhausta mientras un buitre permanecía al acecho, o quizás eran dos, y en el cielo resonaron las palabras que el zorro dijo al Principito: “No se ve bien sino con el corazón”.

¿Y tu que hiciste?

Articulo tomado del blog de John Ford y de el Blog de la Fotografia



Este vídeo no necesita de muchas palabras, ni siquiera de traducción de las pocas que se pronuncian, para resultar un buen motivo de debate.



Territorio comanche, de Arturo Pérez Reverte puede ser una opción de lectura para secundaria.

 
Última actualización el Viernes, 23 de Abril de 2010 09:21
 
El Sr. Burdick PDF Imprimir E-mail
Escritura
Escrito por Pilar Polo, José R. Olalla   
Viernes, 23 de Abril de 2010 08:26
Los misterios del Sr. Burdick es un libro fascinante con historia propìa:

Un viejo editor de libros, Peter Wenders, tiene en su poder catorce láminas que treinta años atrás le dejó Harris Burdick, quien había escrito unos cuentos para cada una de esas láminas.

"Peter Wenders quedó fascinado con las ilustraciones. Dijo a Burdick que le gustaría leer los cuentos lo antes posible. El artista quedó en llevárselos al día siguiente por la mañana y dejó los catorce dibujos con Wenders. Sin embargo, no regresó al día siguiente ni el día después de ese. Nunca más se volvió a oír de Harris Burdick... Hasta la fecha sigue siendo un misterio absoluto."
 

Nos quedamos pues con las ilustraciones, acompañadas en el reverso por un título y un epígrafe que nos da pie para continuar escribiendo lo que el señor Burdick no pudo desvelarnos jamás.

En rotulocuentos podemos encontrar algunas de esas ilustraciones que alguien ha publicado también en Scribd.



señor burdick
Última actualización el Viernes, 23 de Abril de 2010 08:26
 
¿Leer sirve para algo bueno? PDF Imprimir E-mail
Leer
Escrito por admin   
Jueves, 22 de Abril de 2010 07:33
Última actualización el Miércoles, 04 de Agosto de 2010 11:05
 
Érase que fueron felices PDF Imprimir E-mail
Otras propuestas
Escrito por P. Baselga, P. Polo, J.R. Olalla (LyE-TIC)   
Jueves, 22 de Abril de 2010 08:04
Coleccionamos fórmulas de inicio y final de cuentos, he aquí algunas que esperan tu colaboración.

PRINCIPIOS DE CUENTOS.-
  • Cuando los animales hablaban...
  • En cierta ocasión...
  • En un lejano país...
  • Érase que se era...
  • Érase una vez...
  • Érase una vez y mentira no es...
  • Esto era...
  • Esto era una vez que yo sabía un cuento pero se me quedó dentro y no me acuerdo, voy a ver si me sale otra vez...
  • Había una vez...
  • Hace más de mil años...
  • Ni aquí ni en ningún lugar vivía un...
  • Pues, señor...
  • Va de cuento...
  • Hace muchos, muchísimos años...
  • En los tiempos de Maricastaña, en este mismo país...
  • Cuentan que una vez...
  • Pues señor; en un país muy lejos...
  • Abre los ojos y escucha por las orejas, que este cuento que cuento te cuenta historias muy viejas



FINALES DE CUENTOS.-
  • ... con dragones y princesas y castillos encantados, el que no levante el culo se le quedará pegado.
  • ... cuento contado ya se ha acabado y por la chimenea se va al tejado.
  • ... y aquí se acaba este cuento, como me lo contaron te lo cuento.
  • ... y aunque testigo yo no he sido así me lo han referido.
  • ... y colorín colorado, este cuento se ha acabado.
  • ... y colorín colorado, este cuento se ha acabado, si quieres que te lo cuente otra vez cierra los ojos y cuenta hasta tres.
  • ... y colorín colorado, este cuento se ha acabado, si quieres que lo repita dime que sí y grita.
  • ... y colorín colorado, este cuento se ha acabado y espero que te haya gustado.
  • ... y esta historia está acabada, a tomar leche migada con azúcar y canela sentadito en la candela.
  • ... y esta historia tan sencilla no la saben ni en Sevilla, en Córdoba casi nada, porque la escuché en Granada.
  • ... y fueron felices y comieron perdices y a mí me dieron con los huesos en las narices.
  • ... y fueron felices y comieron perdices y de postre bizcocho, pero a mí me dieron un tomate pocho.
  • ... y fueron felices y comieron perdices y a mí no me dieron porque no quisieron.
  • ... y se acabó este cuento con pan y pimiento y todos contentos.
  • ... y se acabó este cuento con sal y pimiento.
  • Contico contao, de la ventanita al tejao y del tejao a la calle pa que no lo sepa nadie”.
Última actualización el Jueves, 22 de Abril de 2010 08:04
 
Chesterton: Cuentos de hadas PDF Imprimir E-mail
Citas
Escrito por Pilar Baselga, José Ramón Olalla   
Jueves, 22 de Abril de 2010 08:10
Última actualización el Miércoles, 04 de Agosto de 2010 11:42
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 9 de 15
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB