spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Otras actividades colectivas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Pilar Polo, José R. Olalla   
Jueves, 29 de Noviembre de 2007 23:02

Algunas de las actividades siguientes fueron propuestas por la cuentacuentos Cristina Verbena, en el curso Bibliotecas, niños y libros: un triángulo mágico, otras son nuevas/viejas conocidas.

Invención de una historia por parejas

Colocamos en el centro de la sala dos sillas, en una se sentará alguien que va a emitir sonidos y en la otra quien se invente una historia a partir de esos sonidos. Un tercero, proyectando desde la pizarra digital, anota el hilo argumental de la historia. Basta con que la historia dure un minuto. Si no sabe cómo seguir puede decir “público” para que éste le ayude. Posteriormente pueden elegirse varios hilos argumentales, dos o tres, y reescribirla.

 

Invención de una historia colectiva

Se empieza haciendo y proyectando un listado en el que cada uno dice un elemento de un cuento que le haya gustado o impresionado (zapato de cristal, enigma, águila que ayuda...). Integrando esos elementos se inventa una historia entre todos. Resulta curioso, pero cuantas más limitaciones te dan más fácil es inventar, más te relajas ya que es como si te dieran el camino por el que debes seguir.

 

El ovillo de lana

Dentro de una caja decorada introducimos un ovillo de lana formado por tiras de lanas de diferentes colores. De la caja sale un extremo de este ovillo multicolor. El que empieza a enrollar este ovillo lo hace a la vez que se inventa una historia cuyo turno pasa al de al lado cuando la lana del ovillo cambia de color. Las únicas reglas que hay que respetar son:

  • No se puede contradecir lo que han contado las personas anteriores.
  • Si se para a pensar también se debe parar de recoger el ovillo.
  • El fin de la historia lo puede decidir cualquiera, aunque haya todavía parte del ovillo dentro de la caja.

La longitud de los trozos de lana es la que determina que el tiempo de invención de cada uno sea mayor o menor. Conviene que los trozos sean cortos cuando los niños son más pequeños ya que hay que tener en cuenta que suelen ser menos hábiles para enrollar la lana.

En la pizarra digital proyectada se irán anotando algunas frases descriptivas de cada una de las historias. Una vez que se ha acabado el turno de todos los participantes, cada uno de ellos elegirá la trama que más le guste para reescribirla. Algunos resultados los colgaremos en el blog.

Leyendo en un banco

El mar de las historias

 

Se cuenta la historia de este mar en el que cada ola es de un color diferente porque trae una historia distinta cada vez. Es como una biblioteca viviente. Se construye una ruleta con todos los colores y según el color que salga al girarla, se inventa una historia que sugiera ese color, que se escribirá en journal.

 

Otro día los niños pueden jugar a imaginarse los tipos de peces que pueden vivir en ese mar (pez sol, pez flan...) y los construyen con material reciclado. Se adorna una red con lanas de colores (como si fueran algas) y cada niño cuelga en esa red su pez, así como los nombres tanto de él como de su pez. Entre todos se inventa una pequeña historia para cada pez, escrita en una diapositiva de power point que se imprimirá y colgará junto con el pez.

Para recopilarlo todo construimos un libro en power point y la presentación completa se cuelga en el blog.


Libro acordeón

Se puede hacer de diferentes tamaños según lo que pretendamos. Cada niño se puede encargar de escribir y dibujar una página o, si lo hemos hecho nosotros, de contar esa parte del cuento. Lo podemos contar formando una casa y que los niños se coloquen dentro de ella, así sentirán que están dentro de la historia. El acordeón es una presentación de power point que puede imprimirse y pegarse en forma de abanico.

 

 

Seguir la historia

Esta actividad tiene múltiples variantes, se trata de partir de una frase para escribir un cuento. Nuestra propuesta tiene en cuenta el uso de las pizarras digitales, podemos preparar en cada una de ellas un documento con una frase escrita, que servirá como punto de partida. Esta frase también puede escribirla cada alumno en su táblet, pero en este caso, no les diremos el propósito de la actividad hasta el primer movimiento. Cuando éste se produce, cada alumno participante, cambia de puesto y añade otra frase a la que ya había, de forma que se mantenga la coherencia del relato; vuelve a cambiar y sigue la historia en el siguiente puesto. Así continuará hasta que llegue de nuevo a su táblet, donde tendrá que finalizar la historia que otros han ido creando.

 

También es posible que en todas las pantallas aparezca la misma frase de inicio, en este caso es muy interesante comprobar, en la posterior lectura colectiva, la deriva que han ido tomando las narraciones.

 

La dinámica sería algo parecido a este inicio.

Herramientas

Para éstas y otras actividades colectivas, sobre todo si las realizamos entre alumnos de distintas localidades, podemos usar herramientas tan sencillas como:

ether-pad.jpg

Última actualización el Miércoles, 27 de Mayo de 2009 10:53
 
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB