spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Leo leo
articles.jpg

La lectura es el azote de la infancia (...). Un niño no siente gran curiosidad por perfeccionar un instrumento con el que se le atormenta; pero conseguir que ese instrumento sirva a su placer y no tardará en aplicarse a él a vuestro pesar.

Daniel Pennac.

La lectura constituye un factor fundamental para el desarrollo de las competencias básicas. Los centros, al organizar su práctica docente, deberán garantizar la incorporación de un tiempo diario de lectura, no inferior a treinta minutos, a lo largo de todos los cursos de la etapa.

(Orden de 9 de mayo de 2007, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se aprueba el currículo de la Educación primaria y se autoriza su aplicación en los centros docentes de la Comunidad autónoma de Aragón).

El nuevo currículo marca la pauta de treinta minutos de lectura cada día; en un encuentro de asesores de formación aragoneses en el que hablamos de competencias básicas y de lectura, fuimos anotando opiniones a vuelapluma que escribimos aquí como referencia para trabajar esta imprescindible competencia.

 
Comenzamos a hablar:
 

El grupo de debate se llamaba lectura, así, a secas y, como es preciso comenzar por algún sitio, como buenos docentes, críticos por definición y acostumbrados a darle vueltas a todo, quisimos darle algunas a la propuesta para el grupo:

 
  • ¿Por qué lectura? No nos acaba de convencer este término tan limitado y tan extenso a la vez; su interpretación puede dar lugar a errores y autolimitarnos a su acepción más tradicional (y escolar). Sin embargo, la lectura es trascendental en la escuela.

  • Por la mañana, en un plenario, se hizo una afirmación (a lo mejor no textualmente anotada): la lectura es el único nexo (sentido por la mayoría del profesorado) entre las áreas (especialmente en secundaria). Aunque el enunciado es excesivamente categórico (y pesimista por lo que contiene de descoordinación aparente) preferimos cambiar, también en esa frase, la palabra lectura por el término comunicación. Hablemos, pues, de comunicación.

 
Ya estamos descansados, vamos a cansarnos:
 

Lo mejor de comenzar a hablar criticando la propuesta es que sirve para ir tomando posiciones, ha sido el carraspeo previo de lo que vendrá después; nos planteamos ser sesudos y revisar qué implicaciones tiene la comunicación en el complejo entramado de las competencias básicas, qué objetivos, conocimientos, destrezas y actitudes están relacionados con la competencia que nos ocupa, aquí van algunas referencias:

 
    • Habilidades para establecer vínculos y relaciones constructivas con los demás, con el entorno.
    • Acercarse a nuevas culturas.
    • Ser consciente de los principales tipos de interacción verbal.
    • Adaptar la comunicación al contexto.
    • Utilización (activa y efectiva) de códigos y habilidades lingüísticas y no lingüísticas, de las reglas propias del intercambio educativo en diferentes situaciones para comprender y producir textos orales y escritos adecuados a cada situación comunicativa.
    • Buscar, recopilar y procesar información.
    • Comprender, componer y utilizar distintos tipos de textos: Orales o escritos - Visuales o audiovisuales - Dictados u ocultos -Verbales o no verbales - …
    • Comprender, componer y utilizar distintas intenciones comunicativas: Orales o escritas - Visuales o audiovisuales - Dictadas u ocultas - Verbales o no verbales - …
    • La lectura para interpretar y comprender el código (y para reescribirlo).
    • La lectura como fuente de placer, de descubrimiento (entornos, idiomas, culturas, fantasía y saber – y de uno mismo –)
    • Habilidad para seleccionar y aplicar determinados propósitos u objetivos a acciones propias de la comunicación lingüística: El diálogo, la lectura, la escritura.
    • Habilidades para representarse mentalmente, interpretar y comprender la realidad y organizar y autorregular el conocimiento y la acción dotándolos de coherencia.
    • Conocimiento reflexivo sobre el funcionamiento del lenguaje y sus normas de uso.
    • Capacidad de tomar el lenguaje como objeto de observación y análisis.
    • Conocimiento y aplicación efectiva de las reglas de funcionamiento del sistema de la lengua y de las estrategias necesarias para interactuar lingüísticamente de una manera adecuada.
    • Tener conciencia de las convenciones sociales, de los valores y aspectos culturales y de la versatilidad del lenguaje según el  contexto y la intención comunicativa.
    • Capacidad empática de ponerse en el lugar de los demás.
    • Leer, escuchar, analizar y tener en cuenta opiniones distintas a la propia con sensibilidad y espíritu crítico.
    • Capacidad de expresar adecuadamente (en fondo y forma) las ideas y emociones propias.
    • Capacidad de aceptar y realizar críticas con espíritu constructivo.
    • Poder comunicarse en alguna lengua extranjera.
    • Con el uso de las lenguas extrajeras, favorecer el acceso a más fuentes de información, comunicación y aprendizaje.
 

¡Uf! (o cualquier otra exclamación que denote cansancio): ¿estos son los caminos por los que nos ha de conducir la lectura? ¿sólo treinta minutos? Qué va, treinta minutos y todos los demás…

 
Dedicamos un momento a los libros de texto (cuestión ineludible siempre)
 
  • Son una referencia, no una tiranía. Los libros de texto nos justifican ante los padres, el diálogo con ellos también si queremos prescindir de ellos. En una de las ponencias de la mañana, desde el departamento de educación se abrió la puerta de la selección de contenidos, si hay que optar, que sean contenidos que desarrollen competencias.

  • Eso no nos deja más tranquilos, pero nos reconforta saberlo.

 
Un concepto amplio de lectura:
 

Al hablar de lectura, de comunicación, no podemos quedarnos en la lectura entendida como hasta ahora: un libro cada trimestre, lee la página 46 del libro de texto, subraya en este texto los determinantes… Leer en el siglo XXI es algo más, mucho más.

 

Incluso desde este punto de vista tradicional (y escolar), es necesario reflexionar acerca de qué leemos en el aula, qué criterios utilizamos al seleccionar las lecturas, qué tipologías textuales: desde luego todas las y en todas las áreas y mucho más:

 

  • ¿Leemos propaganda del hiper, prospectos, manuales de instrucciones, periódicos, los textos de la tele, los de Internet, los graffiti de la calle, los fancines y cómic…

  • ¿Leemos en digital, en la web: hipertextos, lecturas multidireccionales, multimedia y audiovisuales. Lectura de Chat, SMS…?

  • ¿Leemos los gestos de nuestro interlocutor, sus segundas intenciones, los mensajes ocultos…?

  • ¿Leemos sensaciones? ¿Leemos sentimientos?

Leer es procesar la información para construir conocimientos. En eso estamos todos de acuerdo, aunque, a veces, la comprensión lectora del texto nos hace olvidarnos del contexto.

 
  • Leer para construir. Los documentos oficiales aportan un montón de palabras: Expresión, Comprensión, Relación, Interacción, Comunicación, Composición, Interpretación, Placer, Descubrimiento, Representación, Sistema, Convencionalismo, Contextualización, Empatía, Opinión, Integración…

  • Está claro, desde luego, que todas estas palabras no son patrimonio del área de lengua, no sólo del área de lengua, sino en todas, porque existe una sintaxis de las matemáticas, un lenguaje de la física, la plástica comunica, la educación física relaciona…
 
Treinta minutos
 ¿Y los treinta minutos de lectura? Desde luego no son el “momento refectorio” del aula. Leer no es un trabajo escolar, es una función intelectual. La comunicación no son deberes. Tomadas estas negaciones en su sentido más peyorativo.  Habrá que aprovechar ese tiempo como estrategia para plantear: ¿qué hago en los treinta minutos? La respuesta es, desde luego, lectura que conlleve reflexión, razonamiento, argumentación, debate…

Presentaremos aquí algunas pistas para evitar que esos treinta minutos se conviertan en el momento refectorio de la jornada escolar.

 

  • Citas   ( 2 Ítems )
    Citas para convertir en carteles -cuanto más grandes y vistosos, mejor- que animen a la lectura y decoren la biblioteca, las paredes del aula y los pasillos. Si nos mandas las tuyas, tendremos más.
  • Reseñas y extractos   ( 3 Ítems )
    Los extractos y las reseñas pueden sernos muy útiles para animar a nuestros alumnos a elegir un libro. Elaborar hojas adecuadas a cada nivel y libro, repartirlas en el aula, intercambiarlas, dejar que las comenten entre ellos y comentarlas entre todos abre nuevas expectativas y motiva la lectura.
  • Leer   ( 7 Ítems )
  • Guías de lectura   ( 4 Ítems )
    A la hora de preparar una guía de lectura para un libro hay tantos enfoques metodológicos como docentes que las preparan. Una de las educadoras de personas adultas de la zona de Calatayud ha trabajado, mediante la preparación de estos documentos, la visita de autores a nuestra zona. María José Ortiz Yagüe, responsable del aula de Paracuellos de Jiloca y de la biblioteca local nos ha prestado sus guías, así que, con nuestro agradecimiento, las publicamos.

    En la portada del documento pone educación de adultos, es cierto, pero puedes utilizarla perfectamente en secundaria.
  • Autores y autoras   ( 1 Artículo )
    La visita de autores o autoras a los centros supone todo un proceso previo de preparación y, sobre todo, de lectura.

    En ocasiones podemos optar por plantear la visita alrededor de un libro concreto; todo el alumnado leerá esa obra e irá a la sesión preparado para escuchar y pereguntar sobre esa obra en concreto.

    En otras ocasiones, sobre todo cuando se trate de escritores con amplio currículo y extensa obra, podemos ofrecer al alumnado un abanico de sus publicaciones para que seleccionen la que más les atraiga, una sinopsis será determinante, alguna crítica en prensa también nos puede venir muy bien. Ir a la bibiloteca y ojear y tocar los libros es fundamental.

    Desde mi punto de vista esta segunda opción es mucho más enriquecedora que la primera pues permite que nuestros alumnos hablen entre ellos de lo que han leído, se recomienden las obras, las intercambien... Si disponemos de un blog de lecturas, esos comentarios llegarán mucho más lejos. Por otra parte, el encuentro con el autor será mucho más rico y puede alentar nuevas incorporaciones a la obra.
  • Contar con los cuentos   ( 6 Ítems )

    En las XIII Jornadas Provinciales de Literatura Infantil y Juvenil, dedicadas a la Literatura fantástica y de ficción, celebradas los días 18-19 de Mayo de 2007 en La Almunia de Doña Godina, Carmen Carramiñana y Mercedes Caballud del Colegio Francisco Galiay Sarañana de Ballobar y del IES Ramón J. Sender de Fraga, presentaron Hay que contar con los cuentos, en esta sección resumimos su aportación.

    La tradición oral y los cuentos populares

    Hay que contar con los cuentos, empezando por los cuentos populares, por el legado que nos ha llegado desde hace mucho, mucho tiempo.
    Desde el más allá del tiempo nos han llegado las historias a través de la voz, de la oralidad: las retahílas, adivinanzas, canciones para contar los dedos, canciones de corro, trabalenguas… y los cuentos. En prosa o en verso, con fórmulas repetitivas o sin ellas, mínimos, de nunca acabar, de animales, acumulativos, anónimos o con firma de autor, los cuentos populares han pervivido en el tiempo con una carga de fantasía muy significativa.
    Los cuentos populares son modelos de interpretación del mundo.
    Sus contenidos desarrollan el yo, la identidad (ser), lo ponen en relación con el mundo cercano, los otros (compartir) y acercan a las personas al descubrimiento de la cosmogonía, del mundo (entender). Los cuentos populares se repiten en distintas partes del mundo, porque el saber popular es universal y podríamos decir que son “textos infinitos”, por su recurrencia en los temas y problemáticas, por haberse mantenido a lo largo de años y años de historia, por la atemporalidad que les permite mantener la esencia aunque cambien las circunstancias del tiempo o el lugar. A nivel formal es habitual el uso de la sátira o los elementos truculentos, la personificación de animales o la conciencia de las limitaciones del ser humano y por lo tanto el uso generalizado del objeto mágico.
    Hay que contar con los cuentos, desde la voz, porque la palabra que cuenta está cargada de afecto. Y de la voz, las criaturas,  pasarán con más facilidad a la palabra escrita, donde  crece el valor literario del cuento.

    Algunas referencias de las autoras:

     

    Algunas propuestas: Cuatro más una

    Estos son cinco propuestas que explican cómo nos hemos acercado en el Colegio Francisco Galiay Sarañana de Ballobar y en el IES Ramón J. Sender de Fraga, en otros tantos momentos, a los Cuentos Populares, Clásicos, Tradicionales, Fantásticos, de Hadas… que de tantas maneras son nombrados. Son acciones en las que nos implicamos las personas adultas, los niños y niñas, los jóvenes. Se desarrollan en periodos de tiempo prolongados y no son actividades aisladas, hay que entenderlas dentro del contexto de un trabajo amplio y continuado de promoción de la lectura y la escritura, en el ámbito de las aulas y las bibliotecas escolares y municipales.

    1. Acercarnos a los cuentos populares
    2. Llegar a los cuentos populares desde un autor contemporáneo: Anthony Browne
    3. Los cuentos clásicos de Hans Christian Andersen
    4. Los cuentos populares de la editorial Ekaré
    5. Y una más
  • Bibliotecas   ( 9 Ítems )

    BIBLIOTECAS ESCOLARES

    La biblioteca escolar es el espacio donde se juntan los libros y los niños; tienen que conocerla, aprender a usarla a vivirla. El material que presentaremos en esta categoría ha sido recopilado por Pilar Polo, asesora del CPR de Calatayud y responsable de la formación en bibliotecas.

    Hablaremos un poco de su organización, proporcionaremos algunos recursos y escritos, además de experiencias de uso.

    En el CPR de Calatayud existe un cederrón que contiene más material sobre bibliotecas y que está a tu disposición.

  • Vínculos leo leo   ( 4 Ítems )
    Desde esta categoría proporcionamos una selección de páginas publicadas en internet donde es posible obtener lecturas de libros completos o de fragmentos literarios.
  • Enlaces   ( 2 Ítems )
    En esta categoría proporcionamos una serie de enlaces de internet que trabajan la lectura comprensiva. Se trata de sitios de internet que proporcionan ejercicios de comprensión de textos que pueden completar y complementar nuestro trabajo.
  • Para comprender   ( 13 Ítems )

    Pensar es relacionar. Al pensar relacionamos conceptos, datos e informaciones, estableciendo entre ellos relaciones causales o comparaciones, clasificándolos, reuniéndolos bajo una explicación general que los engloba y los supera, etc. La memoria recolecta y almacena ese stock de conceptos y datos a partir de los cuales podemos recrear y pensar. Leer comprensivamente es leer entendiendo a qué se refiere el autor con cada una de sus afirmaciones y cuáles son los nexos, las relaciones que unen dichas afirmaciones entre sí. Es utilizar los conocimientos previos disponibles, establecer predicciones sobre el texto, atención, reflexión, construcción de conclusiones...

    Podemos hablar entonces de distintos niveles de comprensión:

    1. Comprensión primaria: es la comprensión de los "átomos" de sentido, de las afirmaciones simples. ¿Qué dice esta oración? En este nivel suele generar dificultades la falta de vocabulario. Simplemente no sabemos qué dice porque no sabemos el sentido de la/s palabra/s que emplea el autor. Esto se soluciona fácilmente recurriendo al diccionario. En otras ocasiones será necesario pasar del pensamiento concreto al abstracto para comprender el sentido del texto.

    2. Comprensión secundaria: es la comprensión de los ejes argumentativos del autor, de sus afirmaciones principales, de sus fundamentos y de cómo se conectan las ideas. ¿Qué quiere decir el autor? En este nivel los fracasos pueden tener por causa la no distinción entre lo principal y lo secundario. Es muy común que el lector se quede con el ejemplo y olvide la afirmación de carácter universal a la que éste venía a ejemplificar. También dificulta la comprensión secundaria la falta de agilidad en el pensamiento lógico. El lector debe captar los nexos que unen las afirmaciones más importantes del texto. Al hacerlo está recreando en su interior las relaciones pensadas por el propio autor. Esto supone en el lector el desarrollo del pensamiento lógico. 

    1. Comprensión profunda: es la comprensión que supera el texto, llegando a captar las implicaciones con el contexto en que fue escrito, el contexto en que es leído. ¿Qué más dice el texto? ¿Son correctas sus afirmaciones? Esta comprensión implica un conocimiento previo más vasto por parte del lector. Cuanto mayor sea el bagaje de conocimientos con el que el lector aborde el texto tanto más profunda podrá ser su comprensión del mismo. Pueden dificultar el pasaje al nivel profundo de comprensión la falta de cultura general o de conocimientos específicos. También dificulta este paso la carencia de criterio personal y de espíritu crítico. 

    Para desarrollar la lectura comprensiva es aconsejable:

    • Leer periódicamente (en lo posible todos los días), tanto libros de estudio como libros de literatura, revistas o diarios.

    • Adquirir más vocabulario, ayudándose para ello con el diccionario (la misma lectura nutre de conceptos al lector sin que éste se dé cuenta de ello).

    • Ejercitar el pensamiento lógico, ya sea mediante el estudio de la Lógica o la Matemática o los juegos de ingenio.

    • Ampliar la propia cultura general adquiriendo un conocimiento básico suficiente sobre la Historia y sus etapas, sobre la geografía del propio país y del mundo, sobre las distintas ideas políticas y religiosas, etc.

    • Desarrollar el espíritu crítico definiendo la propia escala de valores y juzgando desde ella las afirmaciones de terceros.

    Tomado de luventicus.org

    A lo largo y ancho de este portal hemos hecho propuestas que sirven para nuestros objetivos de lectura comprensiva, podemos encontrarlas en las categorías cuentacuentos, leo leo, poesía eres tú... y en otras que irán apareciendo, sin embargo, queremos introducir un apartado específico dada la importancia de la comprensión lectora, especialmente en la escuela.

  • En alta voz   ( 6 Ítems )

    Leer es una actividad íntima y personal, pero en la escuela y, ¿por qué no?, en casa, puede convertirse en un agradable momento en alta voz. Un texto leído en público requiere entonación, vocalización, pausas... y, por lo tanto, comprensión, de quien lee y de quien escucha.

    Es preciso huir de la lectura mecánica e investir el acto de leer en público con la escenografía adecuada. A lo mejor hay que recuperar vocablos en desuso para conferirle mayor prestancia, hablemos de declamar, por ejemplo.

    Propondremos aquí algunas técnicas para que declamar textos en el aula se convierta en un acto esperado.

  • Libros   ( 15 Ítems )

    La publicidad para fomentar la lectura y la metapropaganda de los propios creadores, nos han proporcionado (y lo seguirán haciendo) frases más o menos acertadas, para animar a leer. Escribimos aquí algunas porque pueden venir bien para comentarlas en clase y también para que los y las docentes las pensemos (algunas están enlazadas con sus páginas de origen, pues son los lemas de portales de lectura y conocerlos tampoco nos vendrá mal):

    En Comunidad Escolar aparecía este titular: El tiempo que los niños dedican a leer empieza a descender a los 10 años, puedes leerlo. Esa es, precisamente, la edad de nuestros alumnos participantes en el programa pizarra digital, por eso, queremos aportar algunas pistas para los docentes que las necesiten, los que ya practiquen una lectura con fundamento, que sigan en ello y que nos aconsejen.

    Antes de proponer nuestras ocurrencias, un portal de consejos para las familias, en la próxima reunión...

     

     

    Algunas técnicas para leer y comentar libros.

  • Leyendo que es gerundio   ( 7 Ítems )

    Presentaremos aquí una selección de técnicas de lectura donde lo de menos son las lecturas, que pueden ser cualesquiera otras, sino las ideas; pero antes queremos presentar otra selección: pensamientos que justifican este y otros muchos trabajos, leelos y quédate con el que más te convenza para pensar en él cuando planifiques alguna actividad de este tipo:

    "Al tema de los libros, la lectura, la literatura..., alguien tendrá que echarle imaginación y valentía..., si no queremos volver de nuevo a una sociedad en la que una pequeña élite ilustrada domine y gobierne a una enorme masa prácticamente analfabeta" (Ángeles Caso).


    "Abrid los libros, abrir las alas" (Arturo Córdoba Just).

    "Cada vez que me veo en apuros entro en contacto con las historias, la fantasía. Y soy feliz" (Orhan Pamuk).

    "Con la libertad, las flores, los libros y la luna, ¿quién no sería realmente feliz?" (Oscar Wilde).

    "El autor sólo escribe la mitad de un libro. De la otra mitad debe ocuparse el lector" (J. Conrad).

    "El hallazgo afortunado de un gran libro puede cambiar el destino de un alma" (Marcel Prevost).

    "El niño que lee abre ventanas a la vida que no van a abrir nunca muchos de sus compañeros. Gana en conocimientos, pero también en inquietudes" (Salvador Gutiérrez Ordóñez).

    "Engancharse entre las páginas de un libro y recibir de él la sabiduría, el pensamiento, el sentido crítico, la reflexión sobre la vida, que es al fin y al cabo de lo que tratan todos los buenos libros..., sean ensayos, novelas o poesía" (Ángeles Caso).

    "Gracias a la lectura desperté a la vida, acepté el riesgo y la responsabilidad de seguir mi compromiso de ser libre y auténtico dondequiera que éste me lleve, luché por ser yo mismo y comprendí que eso me pertenece" (Arnulfo Pulido Valeriano).

    "Hay un día que hablas de poesía a los alumnos... y de repente alguien abre los ojos" (Mario Crespo).

    "He buscado el sosiego en todas partes, y sólo lo he encontrado sentado en un rincón apartado, con un libro en las manos" (Thomas de Kempis).

    "Jaume Vallcorba ... me cuenta cosas tremendas sobre la caída de las ventas de libros en Francia y Alemania, que él atribuye muy razonablemente ... al desguace de la enseñanza, destrozada por políticos y pedagogos. Nos apasionamos hablando de esos asuntos" (Antonio Muñoz Molina).

    "La lectura de los padres llama a la lectura de los hijos, y viceversa. En España, el 44,5% no lee nunca o casi nunca un libro... Habrá que tenerlo en cuenta para encontrar mecanismos que estimulen la lectura de los adolescentes en cuya casa no leen" (Informe PISA, El País).

    "La lectura de un buen libro es un diálogo incesante en que el libro habla y el alma contesta" (André Maurois).

    "La lectura empezó así a formar parte de mi vida. De esta manera he conocido a muchos seres entrañables, muchos sitios lejanos y he entrado al túnel del tiempo. Me sucede a veces como a Balzac, que no sé distinguir en mis recuerdos lo que pertenece a la vida real y a la ficción. Esto se debe a que la ficción está impregnada de la vida" (Guillermo García Guzmán).

    "La lectura es una herramienta indispensable de conocimiento. Ayuda a escapar de la rutina mental, de los tópicos. La soberanía de la soledad nos estimula la imaginación" (Manuel Rodríguez Rivero).

    "¿La lectura queda finalmente como un acto de rebeldía? Siempre lo ha sido" (Alberto Manguel).

    "La literatura es siempre una expedición a la verdad" (Franz Kafka).

    "La tarea de un político es más fácil frente a un pueblo idiota, educarnos en la estupidez es quitarnos los libros, y esto siempre ha sido tarea de dictadores" (Alberto Manguel).

    "La vida es muy traicionera, y cada uno se las ingenia como puede para mantener a raya el horror, la tristeza y la soledad. Yo lo hago con mis libros" (Arturo Pérez Reverte).

    "Las mejores cosas de la vida me han sucedido leyendo" (Mario Vargas Llosa).

    "Las palabras son todo lo que tenemos" (Samuel Beckett).

    "Las puertas comunican los distintos mundos, y ésa es la función de la literatura" (Gustavo Martín Garzo).

    "Lo que nos permiten los cuentos es adentrarnos en los pensamientos secretos de los seres humanos" (Gustavo Martín Garzo).

    "Los cuentos, aunque estén construidos con los materiales de las mentiras, tienen el poder de acercarnos a la verdad de la realidad y a la verdad sobre nosotros mismos" (Paco Abril).

    "Los cuentos tenían razón: el ogro existe y está aquí detrás, en un bosque de cemento" (Carmen Gómez Ojea).

    "Los libros hacen menos inhóspito el mundo" (Ana Muñoz de la Torre).

    "Los libros sólo tienen valor cuando conducen a la vida y le son útiles" (Hermann Hesse).

    "Los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra" (James Russel Lowell).

    "Menos gramática y más leer y escribir... Probablemente, tendríamos que poner menos énfasis en la sintaxis y el análisis gramatical, y más en leer y en redactar" (Joan Estruch).

    "¿Nuestros padres, niños en la guerra, escribían y leían con dificultad. En nuestras casas, donde había tan poco, mal podía haber libros. La escuela nos hizo lo que somos" (Antonio Muñoz Molina).

    "¿Qué porvenir laboral tiene un hijo de trabajador o de emigrante que a los quince años no es capaz de comprender un párrafo de tres líneas?" (Antonio Muñoz Molina) .

    "Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro" (Emily Dickinson).

    "Si la gente leyese, el mundo sería distinto" (Ramiro Pinilla).

    "Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma" (Cicerón).

    "Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora" (proverbio indú).

    "Yo soy lo que he leído" (Francisco Hernández).

     

spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB